Mi ruta por Europa: 2da parte

Tercera parada: Bordeaux, FR 

Mi paso por esta increíble ciudad fue corto, pero sin duda alguna traté de aprovecharlo al máximo. Llegué en tren desde San Sebastian y como sabía de mi corta visita, desde que me desmonté comencé a explorarlo. Bordeaux es famosa por sus vinos y gastronomía. ¡Yo quedé fascinado con su arquitéctura!


¿Dónde me hospedé?

A la hora de hospedarme, siempre trato de buscar hoteles céntricos que me permitan desplazarme con facilidad a los puntos más interesantes de la ciudad en que estoy. Para esa ocasión, elegí un pequeño hotel boutique (de solo 20 habitaciones) llamado Hotel Cardinal Bordeaux. 245por noche.


¿Dónde comer?

Imprescindible hacer reserva con anticipación en Bordeaux, sobretodo en época de invierno pues las mesas de afuera no son muy usadas por el frío, y el área interior se llena con facilidad. La noche que llegué anduve por varios bares y restaurantes y finalmente pude comer en:

Le Lion Lilas

Como no lo tenía en planes y fue el único que tenía disponibildad de mesa me dejé sorprender y terminé más que satisfecho. Es un restaurate bistro francés, y según vi de mucha acogida por los locales. Los precios van desde 9€ hasta 39€.

Dirección: 6 Rue Bouquière, Bordeaux


Le Boulanger de L'Hotel de Ville

Un lugar popular entre los lugareños y perfecto para iniciar tu día en Bordeaux con delicioso cruasán. Magnifique!

Dirección: 76 Rue des Trois-Conils, Bordeaux


Bistro Réno

Platos deliciosos, muy bien preparados y presentados. Precios acorde a la calidad de los platos y el servicio ni hablar. El lugar está en una calle bastante transitada pero también tiene su encanto.

Dirección: 34 Rue Parlement Saint-Pierre, Bordeaux


¿Qué hacer en la ciudad?

1. Caminar por Le Miroir d'Eau (el famoso Espejo de Agua), el lugar más fotografiado de la ciudad y contemplar la imponente plaza de la Bolsa. 

2. Visitar la ciudad del Vino o "Cité du Vine".

3. Pasear por el puente de Piedra en la noche, pues está iluminado y da este aire romántico.

4. Contemplar la impresionante catedral gótica de San Andrés.

5. Probar el dulce típico de la ciudad, su famoso Cannelé.


Cuarta parada: Colmar, FR

Para llegar a este pintoresco lugar tomamos un avión y luego un tren. Alsacia, la región donde está ubicada Colmar, es bien conocida por sus vinos.

Datos curiosos:

 Al caminar por el pueblo podrán ver plaquitas en el suelo con la imagen de la Estatua de La Libertad, esto porque quien la esculpió es oriundo de Colmar, y tan famosa estatua fue un regalo de Francia a los Estados Unidos.

Este pueblito sirvió de inspiración para La Bella y La Bestia.

Al encontrarse tan cerca de la frontera con Alemania, su gastronomía está altamente influenciada por este país.

Es más visitado durante el invierno, específicamente en diciembre por su colorido paisaje que se relaciona a la navidad.


¿Dónde me hospedé?

James Boutique Hotel. Este es una de las opciones más modernas en la ciudad y pagué USD$90 por noche.


¿Dónde comer?

Le Fer Rouge

Uno de los platos que comí allí fue su Choucotre. El chucrut es un plato típico Alemán y de la Alsacia francesa. Consiste básicamente en col cortada finamente y fermentada en una salmuera en un entorno cerrado, esta se combina con salchichas y otras carnes. 13€

Dirección: 52 Grand Rue, Colmar


Pub James’On

Para beberse unas ricas cervezas y entrar en calor con los locales. Es bien ecónomico y perfecto para picar algo mientras vas explorando la ciudad.

Dirección: 2 Rue du Conseil Souverain, Colmar


JY’S (dos estrellas Michelín)

Este restaurante lleva el nombre de su chef y creador Jean-Yves Schillinger. Su local está definido como uno de los más “a la moda de Colmar”. Su cocina se caracteriza por ser creativa pues presenta sus platos de forma diferente y original. La comida estuvo deliciosa y el servicio ni hablar. 

Unos de mis platos fueron: su filete de ciervo con chocolate, la trucha con curry verde y la crema de coco con piña. ¡Deliciosos todos!

La cuenta salió en 327€ para dos personas con maridaje incluido. Terminas muy satisfecho por la cantidad de platos y postres servidos.

Dirección: 17 Rue de la Poissonnerie, Colmar


¿Qué hacer en Colmar?

1. Pasear por la Pequeña Venecia. Se trata de un barrio rodeado por canales donde puedes disfrutar de un buen paseo, sentarse en sus terrazas y cenar en alguno de sus restaurantes. Un lugar perfecto para acabar después de un largo día de turismo. La asemejé mucho con Ámsterdam por sus canales.

2. Visitar el Museo Unterlinden dedicado al arte. Un lugar donde aprender un poco más sobre las tradiciones de la región y sus manifestaciones artísticas.


Quinta parada: Roma, IT

¿Dónde comer?

A mi llegada a Roma desde Francia, solté las maletas para ir a mi reserva en una opción muy recomendada de la ciudad llamada Roscioli: una salumería en su estado natural donde la gente compra sus embutidos y también funciona como restaurante.

El sitio fue encantador, la gente amable y de la comida ni hablar, pues había escuchado que tenían tres de las mejores pastas romanas: carbonara, caccio e pepe y bombolotti a la matriciana, como no me quise quedar con las dudas las pedí las tres y cada una era tan deliciosa como la otra.

El rango de precios promedio de las pastas está entre los 13€ y los 16€.

Dirección: Via dei Giubbonari, 21/22, Roma


Ristorante All'Oro (una estrella Michelín)

Este restaurante de una estrella michelín lo conocí camino a mi hotel, pues estaba justo abajo de este. Le di la oportunidad y ¡wow, increíble! Me sorprendió su plato tiramisú salado: crema de bacalao con papas y cacao 28€. También su reducción de carbonara sin pasta, todos los sabores y elementos de este plato en un solo Bocao 19€.

Dirección: Via Giuseppe Pisanelli, 23/25, Roma


También encontré este barcito llamado Il Palazzetto desde donde se puede apreciar la tan concurrida Plaza España, rodeada por algunas de las calles más famosas de la ciudad como la Via dei Condotti.

Dirección: Vicolo del Bottino, 8, Roma


¿Qué hacer en la ciudad?

1. Visitar el Mercado Central de Roma, que se ubica justo al lado de la terminal de tren de “Roma Termini”. Se trata de un espacio dedicado a la gastronomía italiana, con varios puesticos donde conseguí buena comida con precios razonables y no me pareció una trampa de turista. Entre estos me topé con productos típicos de la gastronomía Italiana: como la pizza, gelatos y otros más típicos de Roma como las alcachofas. 

Los precios son atractivos y lo bueno es que puedes ir puesto por puesto probando lo que más te suba.

Dirección: Roma Termini, Via Giovanni Giolitti, 36, Roma


2. Imprescindible la visita al Vaticano. Si disponen de varios días en la ciudad es bueno repartir la visita en dos días. Uno a los museos del Vaticano (contienen la colección de obras de arte más valiosas del mundo) y a la capilla Sixtina, y el otro para dedicárselo a la basílica. De esta forma no es tan agotador y se disfruta mejor.  

La entrada a los museos y a la capilla oscila entre 35 y 50€pero la entrada a la basílica es gratuita.


3. Darse un paseo por lugares históricos tales como la fontana di Trevi, il foro di Traiano, el coliseo Romano, el castillo de Sant'Angelo y la plaza Navona.


Clic aquí para ir a la 3ra parte


Opiniones

Invitado
Anexar imagen