Mi reciente visita a Cabarete

  


La verdad que la pase muy bien mi última visita a la costa norte del país. Iniciar el día así, con esa vitamina D y el mar enfrente es lo máximo. Como les prometí, esta es la información del hotel que reservé en Cabarete, “Natura Cabana”. Buscaba un hospedaje distinto, que me desconectara de lo cotidiano para conectar conmigo mismo, uno que llame a la tranquilidad y al descanso. Natura Cabana Hotel era en el 1997, la residencia de una joven familia chilena y sus cuatro hijas. Cada vez que llegaban visitas no se querían ir, hasta ofrecían pagar para quedarse un poco más. Así un día, la “casita de invitados” se transformó en dos, y en tres y poco a poco empezaron a llegar más huéspedes a través del boca a boca.

Lo natural es la esencia del concepto de este hotel boutique, las habitaciones son pequeñas cabañas ubicadas como a 40 segundos de la playa, así que el sonido de las olas es el playlist que sonará durante el fin de semana. ¡Imaginen dormirse con este sonido! 
Las cabañas tienen abanico y su respectivo mosquitero, al principio tu cuerpo podría luchar contra eso, pero después es súper rico.
Tienen su propio Templo de Yoga al aire libre donde uno podría disfrutar de diferentes clases, incluyendo yoga, pilates y biodanza. 

También tienen dos restaurantes donde sirven desayuno, almuerzo y cena.
Mi experiencia fue muy buena, lo recomiendo justamente para eso: desconectar para conectar, tomarse un respiro y ejercitar el espíritu. Los precios van desde $130 dólares por noche por cabaña y cada cabaña tiene diferentes capacidades.

 

  

Opiniones

Invitado
Anexar imagen